La Carga–Tercera Parte

Continuamos con las dos partes anteriores de “La carga”.

Para leer las anteriores dos entregas, pueden leerlas aquí (Primera parte), y aquí (Segunda parte).

– Hasta Campo Largo – Fue automático. Como si le hubiesen preguntado por su nombre.

– Son como cuarenta kilómetros… yo voy hasta Pampa – Hizo un chasquido con la boca, como intentando quitarse algún resto de comida entre los dientes. – Suba que la llevo… de paso me quedo en la estación de Avia… estoy algo cansado ¿Vio? – Destrabó la puerta del camión y la dejó entre abierta. – ¡Suba!

Ella puso un pie en la barandilla de la puerta, apretó la bolsa debajo del brazo derecho y con el izquierdo se prendió al asiento. Empujó con entusiasmo un par de veces pero no se despegó del piso.

– Deme la bolsa doña… – Le propuso al mismo tiempo que estiraba los brazos para agarrar la carga.

– ¡No! Deje, yo puedo. – Y apartó la bolsa de la vista mientras apoyaba el codo en el asiento usándolo cómo palanca.

Se arrastró, subió la pierna que quedaba colgando, gimió con esfuerzo y finalmente se sentó.

Miró hacia adelante evitando el contacto visual. Puso la bolsa en el regazo y la envolvió con sus brazos. Cuando volvió a tener un ritmo de respiración normal, giró levemente la cabeza hacia su compañero y emitió un lacónico «gracias» para mirar hacia el frente una vez más. En ese preciso instante la tregua con la tormenta terminó.

– Ramiro… ¿y usted? – Dijo, sin dejar de mirar la ruta.

– María… – Dejó salir la presión con un suspiro seguido, esta vez, de un sincero «gracias».

– Fíjese atrás del asiento. Hay una toalla así se seca un poco, se va a enfermar si no. – No lo pensó dos veces. María revolvió algunos trapos hasta dar con la toalla. Se batió el pelo, frotó los brazos, se secó entre los dedos de los pies.

– Si quiere duérmase. En un rato estamos en Corzuela… – Le mostró su mejor cara de amabilidad. – yo la despierto en la estación. – No pudo evitar mirar de reojo la bolsa en el regazo de María y ella no pudo contener el cansancio: Cerró los ojos y se durmió.

Advertisements
La Carga–Tercera Parte

One thought on “La Carga–Tercera Parte

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s